Ajedrez: Londres, 2018, 4

Comentaba en la nota a la partida anterior que las blancas de Carlsen necesitaban un empuje agresivo para tomar la iniciativa en el campeonato. Esperaba una partida de factores muy desiguales con mutuas posibilidades y en el que la lucha dependiera del que tuviese mejor templados los nervios para mantener un contrajuego saludable. No ha sido así.

Paradójicamente —lo tendré que repetir en múltiples ocasiones en estas notas— las blancas han faltado a esa iniciativa crítica y se han inclinado por líneas prudentes, sin fuerza de ataque ni ideas peligrosas.

La primera posición que me merece mirar es la siguiente:

caruana-carlsen_4.PNG

La partida tuvo un cariz de una Siciliana invertida. En esta posición se ofrece un ataque de minorías muy pertinente porque el peón negro que puede quedar aislado en el flanco de dama estará muy retrasado para considerarse una fuerza dominante y restrictiva. ¿Por qué Carlsen no jugó 15.b5 como parece indicado y prefirió 15.Te1? ¿Es acaso muy prematuro ese avance? Hasta ahora nadie a dado una respuesta profunda más allá del deseo de las blancas de añadir otra posibilidad de ruptura (posiblemente con e3-d4) para así complicar un tanto la partida.

Tras el cambio de damas más adelante, las negras obtienen la siguiente posición igualada.

caruana-carlsen_4b

El avance b5 neutraliza cualquier intento de infiltración. Mientras tanto, el peón débil en b4 se compensará con la debilidad del peón c6 negro. Sólo por la regla de torneo, que no permiten declarar las tablas antes de la jugada 30, alargó la partida un poco más. Por alguna razón que no comprendo, Carlsen no avanzó su peón a a5. La posición permanecería cerrada, pero el negro ya no tendría la columna-a, ni la posibilidad de Ta4, como más adelante ocurrió.

En fin, las blancas de Carlsen no han sido muy exitosas en lo que va de torneo. En otras circunstancias, en un torneo regular o siendo Carlsen el retador, la falta de agresividad se podría calificar de desastrosa, pero como ya afirmamos antes: es Caruana quien tiene que demostrar superioridad y fuerza.

La quinta partida, jugada hoy con Caruana tras las blancas, mostró otra historia que comentaremos mañana.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s