Ajedrez: Londres, 2018, 7

La séptima partida por el Campeonato Mundial de Ajedrez (masculino) terminó en tablas. Nada raro de acuerdo a las circunstancias del ajedrez moderno y cómo se ha desarrollado el match. Entrando ya en la segunda mitad del torneo para las partidas  en tiempo regular, se le ofrecía a Carlsen otra oportunidad consecutiva con las piezas blancas. La apertura no mostró nada, excepto la rara 10…Dd8 de las negras y los paseos del alfil blanco de f4-g5-f4-g3.

Luego de la ya recurrente simplificación al finalizar la apertura, las blancas pudieron terminar el evento cerca del movimiento 30 ofreciendo en adición el intercambio de damas con  26.Dd3. Carlsen se agarró a lo único que podía hacer para alterar la simetría:

En esta posición totalmente igualada, las blancas de Carlsen se deciden por 28.Axg6!?, que mantiene la igualdad, pero altera un poco la lucha que será ahora entre alfil y caballo. Esta nueva situación, aunque no es estrictamente crítica, altera la asimetría material de modo muy sutil. En otras circunstancias, con cadenas de peones distintas, tal diferencia hubiese sido más relevante.

Al final se obtuvo:

¿Cómo valorar esta posición? Aunque suele sobrevalorarse el puesto de caballo en 6.a fila, su fuerza en este escenario es equivalente a la del alfil negro. La presión que se ejerce sobre f7, se elimina con f6 de inmediato. Bajo esta situación, es importante para el blanco mantener sus peones en casillas negras, intocables por el alfil negro. La práctica sugiere que si el negro coloca sus peones en casillas blancas y su alfil se sitúa en posición dominante, poco podrá hacer el caballo. Es decir, que el equilibrio se sostiene mientras el negro mantenga la lucha por el material, en las zonas del tablero que su alfil puede controlar. Ambos contendientes lo entendieron claramente y se declararon las tablas, tras unos pocos movimientos después. Esta partida, aunque correcta por ambos bandos, ha resultado una de las más decepcionantes ajedrecísticamente hablando. Faltó el riesgo, faltó la novedad, faltó la complicación asimétrica.

La octava partida, finalizada ayer, fue otra historia. Fue una partida tensa y con cierto color que merece atender en más detalle.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s